Empieza lo sabroso.

¡Vaya maldita pesadilla que vive Dzagoev! Se perdió la Euro 2016 y la Confederaciones del año pasado por lesiones, y es más que probable que el Mundial haya terminado para él, luego de sufrir problemas musculares en la inauguración, ante Arabia Saudita.

Y la pena no es sólo para el jugador del CSKA de Moscú, sino para la selección de Rusia, que pierde a uno de sus poquísimos ‘playmakers’.

El 5-0 frente a los árabes fue un espejismo. Si bien es cierto que los locales lograron abrir el marcador rápidamente, tampoco es que hayan sido una aplanadora. Durante al menos 65 minutos, los saudis corrieron y compitieron, con sus limitaciones, claro.

Lo preocupante fue que Rusia obtuvo mucho premio, en gran medida porque después del 3-0 el seleccionado asiático implotó y perdió por completo en lo anímico. Ya sin energía, física ni mental, dieron muchísimas facilidades.

Sin embargo, en el primer tiempo Smolov no fue abastecido adecuadamente por sus compañeros. De hecho, el ‘9’ salió del campo sin anotación.

Egipto, por otro lado, dio una actuación más sólida contra Uruguay. Es cierto, en ataque mostró muy poquito, pero esta vez tendrá a Mohamed Salah de arranque, listo para poner a prueba a Akinfeev y compañía.

De media hacia atrás, el cuadro africano lució ordenado, disciplinado y fuerte. Los charrúas generaron algo de peligro, pero el arquero El Shenawy realizó una labor fantástica y negó casi todos los intentos, sobre todo de Cavani, pues Suárez anduvo fallo.

Será un encuentro muy, pero muy cerrado y disputado. Rusia tiene la ventaja de haber sumado la victoria en su debut, y aunque otra le daría el pase, dudo que salga muy abierta a buscar los tres puntos, más sabiendo de la peligrosidad de Salah a la contra.

Los Faraones están urgidos de sumar, preferentemente de a tres, aunque tampoco los veo desbocándose al frente en busca de un gol. El primer tiempo bien podría terminar sin anotaciones.

Será hasta el complemento cuando ambos, sobre todo los egipcios deban arriesgar un poco más. De cualquier manera, me sorprendería bastante si vemos más de dos tantos en este compromiso.

Advertisements